jueves, 9 de junio de 2022

RESEÑA: HAVENFALL. LOS CUATRO REINOS

 


Título: Havenfall. Los cuatro reinos
Autora: Sara Holland
Año de publicación: 2022
Editorial: Puck
Género: fantasía
Número de páginas: 344 páginas 


Oculta entre las montañas de Colorado se encuentra la Posada de Havenfall, un santuario que conecta antiguos mundos, cada uno poseedor de su propia magia. Durante generaciones, la Posada ha protegido a todo el que llegara buscando refugio tras sus paredes, y cualquiera que alterase su paz nunca podría regresar.

Para Maddie Morrow, los veranos en la Posada son más que una oportunidad para experimentar esa magia en primera persona. Havenfall es una vía de escape de la realidad, donde su madre está en el corredor de la muerte acusada de asesinar al hermano de Maddie. Allí es también donde se enamoró de Brekken, un atractivo soldado. Y donde, algún día, espera heredar el título de Posadera de su querido tío.

Pero ese verano ocurre lo imposible: aparece un cuerpo sin vida, haciendo añicos todo cuanto la posada representa. Con Brekken desaparecido, su tío gravemente herido y una peligrosa criatura suelta, Maddie debe responsabilizarse inesperadamente de la seguridad de todos en Havenfall. Ella hará lo que haga falta por sacar a la luz la verdad, incluso si para ello debe trabajar con Taya, una atractiva nueva empleada que parece saber más de lo que cuenta. A medida que salen a la luz oscuros secretos sobre la posada, Maddie comprende algo: no puede confiar en nadie, y nadie está a salvo.


Buenos días a todos y a todas. Hoy os traigo la reseña de esta primera parte de esta novela de fantasía escita por Sara Holland y publicado por Puck Editorial.

Nuestra protagonista, Maddie Morrow, una chica de dieciséis años, está pasando por un momento muy traumático en su vida. Tras perder a su hermano Nate hace años, su madre, acusada de su muerte, está en el corredor de la muerte asumiendo este asesinato del que ella fue testigo y del que sabe que su madre es inocente. 

El tío de Maddie, Marcus, es el Posadero de Havenfall, una posada conectada por los cuatro reinos: Fiordenkill, Byrn, Haven (la tierra) y Solaria. El portal de Solaria fue sellado y cerrado hace muchos años. La posada de Havenfall es el lugar neutral de estos tres reinos que ahora están en paz y aliados, ya que Haven (la tierra) no posee magia. Cada habitante de los reinos tiene su característica peculiar. Los habitantes de Fiordenkill parece faes. Es un reino helado y hermoso. Los habitantes del reino de Byrn tienen escamas como los reptiles. Ningún ser que no pertenezca a su reino puede cruzar el portal a otro distinto sin morir de una forma agónica. 

Cuando Maddie va a ayudar a su tío ese verano a Havenfall (la posada es todo para ella y espera en el futuro heredar su puesto como Posadera), empiezan a ocurrir cosas extrañas. Su amigo de la infancia, Brekken, un fiordense del que está enamorada, desaparece. Aparece un cuerpo sin vida en la posada, su tío está herido y el portal que fue sellado hace años a Solario parece agrietado, todo parece apuntar a que una criatura de Solaria anda suelta y está asesinando a gente, como pasó hace años con su hermano Nate. 

Empieza así una aventura a contrarreloj para Maddie, que tendrá que ocupar su puesto como Posadera mientras su tío se recupera del ataque, intentar cerrar de nuevo el portal solariano, averiguar dónde está Brekken y descubrir cosas de Havenfall y la magia que nunca se hubiera imaginado, así como apaciguar los ánimos de los representantes de los reinos de Fiordenkill y Byrn, que al enterarse de todo lo que está sucediendo solo quieren huir a sus reinos a través de sus portales, lo que puede provocar una alteración en el portal de Solaria que podría abrirse aún más. 

Como veis la premisa del libro pintaba fenomenal, pero este primer libro lo he sentido más como de introducción. Al principio la autora te va metiendo en el mundo de los distintos reinos, cómo es cada uno, qué tipo de flora y fauna, la magia en cada uno de ellos, la enemistad antigua con Solaria. 
Luego nos mete de lleno en los sentimientos de Maddie. La proximidad de la pérdida de su madre, la cual sabe que es inocente, pero se culpa a ella misma para proteger Havenfall, ya que muy pocos habitantes en la tierra lo conocen. Más adelante, el cómo se siente al tener que asumir el rol de Posadera tan pronto y el hecho de sentir que su tío tendría que haberle explicado más acerca de las funciones de posadero. A pesar de ello, Maddie dará lo mejor de sí misma para intentar esclarecer los hechos y descubrirá una verdad que al principio le cuesta asumir. 

Toda la acción ocurre en su mayoría en la Posada de Havenfall y siento que me hubiera encantado conocer mucho más de estos reinos mágicos de Fiordenkill, Byrn y Solaria, aunque puede que esto ocurra en la segunda parte. 

Me ha gustado mucho el personaje de Taya, una chica mayor que Maddie, que ha ido a trabajar ese verano en la Posada, también el personaje de La Heredera. El Príncipe Plateado y Brekken. Los giros en la trama finales son increíbles y algunos de ellos ni me los esperaba. 

Resumiendo, me ha gustado mucho los mundos que ha creado la autora, tanto Fiordenkill (reino de hielo) y Byrn (reino de tormentas de arena), ambos poseedores de magia, del misterioso reino de Solaria y de nuestra propia tierra, llamada Haven. 

Ojalá salga pronto la segunda parte para saber cómo continúa la trama de estos personajes. 

Puntuación: 3,5/5























1 comentarios:

  1. Hola hola!!
    Me alegra ver que te ha gustado, seguro que me acabaré animando con este libro!
    Un besote desde el rincón de mis lecturas 💕

    ResponderEliminar

 

Volando entre libros abiertos Template by Ipietoon Cute Blog Design and Bukit Gambang